VIGILIA DE LA INMACULADA 2016

los jóvenes organizamos en nuestra parroquia la Vigilia de la Inmaculada, compartiendo con el resto de la comunidad parroquial un rato de oración cuyo centro fue el Señor, acompañados de la Virgen María. La Vigilia se dividió en cuatro grandes bloques, protagonizado cada uno de ellos por un don de la Virgen María: valentía, refugio, pureza y admiración de Dios. Estas son algunas de las cualidades de la Virgen María que consideramos más ausentes en nosotros y en el mundo que nos rodea, por lo que pedimos al Señor que nos ayude a desarrollarlas en nuestro día a día, aprendiendo del ejemplo de la Virgen. Esta petición se representó al final de la Vigilia a través de un gesto que consistió en colocar en el manto de la Virgen un papel con la cualidad o don que echamos más en falta en nuestra vida.